Centro Avanzado de Terapia Natural | Otro sitio realizado con WordPress
9

Quienes somos

 

Nuestra formación continua en medicina natural, así como en Iridología, Oligoterapia, Sintergética, Terapia Ortomolecular, y en Moraterapia alemana, esta última como herramienta para el tratamiento de enfermedades crónicas y desintoxicación del tabaco, es gracias a lo cual somos especialistas en el tratamiento de alergias y en la desintoxicación de la adicción del tabaco,  basándonos para ello en el uso de la biorresonancia mora o moraterapia.

 

Trabajamos en una clínica privada propia desde hace más de quince años e incorporamos los últimos avances en la práctica de la Medicina Natural.

Biorresonancia MORA o Moraterapia

Uno de nuestros tratamientos es basado en la Morraterapia o Mo-Ra-Terapia, esta técnica fue formulada por el doctor Franz Morell(Mo) y desarrollada tecnológicamente por el ingeniero alemán Erich Rasche(Ra) y se trata de un tratamiento que se basa en la biorresonancia.

 

 Su base es sencilla: nuestras células, tejidos y órganos se expresan a través de ondas electromagnéticas y cuando se alteran por alguna interferencia –causada por ejemplo por ataques microbianos, virus, productos tóxicos, una alimentación errónea o tensión emocional- se desajustan provocando la aparición de enfermedades. Es decir, el lenguaje intercelular es el primero en dar muestras de cualquier desajuste y es anterior a la aparición de la enfermedad.

 

Bueno, pues como cada órgano posee un espectro de frecuencias específico y las emite hacia el exterior en forma de ondas electromagnéticas el doctor Morell tuvo la idea de utilizarlas con fines terapéuticos. Es decir, pensó en identificar las vibraciones inarmónicas procedentes del interior del cuerpo y basándose en el hecho conocido en Física de que una oscilación puede ser neutralizada por otra opuesta de las mismas características utilizar otras ondas para contrarrestrarlas. Obviamente, de la misma longitud, alineadas espacialmente, igual de intensas, emitidas al mismo tiempo… y que estén además invertidas.

Y sería Erich Rasche quien encontraría tanto la forma de detectar las ondas deformadas -que la Moraterapia denomina desarmónicas o patológicas distinguiéndolas de las ondas fisiológicas normales o armoniosas- como la manera para reprogramarlas de nuevo: mediante un filtro de resonancia molecular que permite separar y clasificar las ondas por nivel de frecuencias y distribuirlas en armónicas y desarmónicas. Filtros capaces de reconocer la frecuencia (cantidad de periodos oscilatorios en un espacio de tiempo definido), la amplitud y las características específicas de las ondas.

En suma, una vez conocidos los parámetros de las ondas desarmónicas se realiza un proceso de inversión de fase de 180°. La información vibracional se convierte así en una contravibración que neutraliza las ondas patológicas al tiempo que las células en disfunción reciben la información correcta que permiten su recuperación progresiva.